• Meta

  • MOVIMIENTOS DE APOSTOLADO

    Cursillo de Cristiandad

    M.C.C.

    DIVINA MISERICORDIA

    DIVINA MISERICORDA

    Cofradía el Virgen del Carmen

    Cofradía Virgen del Carmen

    Grupo de Oración Caminos del Señor (R.C.C.)

    Grupo de Oración Caminos del Señor (R.C.C.)

    Servidores e Hijas de María

    Servidores e Hijas de María

  • EVENTOS

    CONCIERTO DE EVANGELIZACION CON FRANKLIN CONIL SEPT/09

    CONCIERTO DE EVANGELIZACION CON FRANKLIN CONIL SEPT/09

    BINGO FAMILIAR 02 AGOSTO 2009

    BINGO FAMILIAR 02 AGOSTO 2009

    Memoria de la Conversión de San Agustín

    Memoria de la Conversión de San Agustín

    1era Convivencia Conyugal M.C.C.

    1era Convivencia Conyugal M.C.C.

    Curso Herramientas Básicas del Periodismo

    Curso Herramientas Básicas del Periodismo

TESTIMONIO: ESTHER DEL SANTISIMO SACRAMENTO

esther1

1.- Hermana Esther: cuéntenos sobre su infancia y juventud ¿tuvo una vida normal antes de consagrarse al Señor?

Sí, por la gracia de Dios. De niña jugaba con mis hermanos, iba a la escuela, tenía amiguitos y rezaba como me enseñaron mis padres. Hacía deporte porque me encantaba, (gimnasia, voleibol, atletismo) no era muy destacada, pero me gustaba. En la adolescencia y juventud me arreglaba, aunque discretamente. También tenía amigos y me divertía sanamente… Lo más especial y relevante es que a mis 14 años tuve un encuentro profundo con el amor de Dios y quería ver cómo servirle mejor donde él quisiera.

2.- ¿De dónde surge su vocación?

De la llamada gratuita y misericordiosa de Dios. Él se valió de varios medios para hacerme entender este llamado pero creo que se manifestó más cuando, como dije antes, tuve un encuentro con él a los 14 años en un retiro básico en la Renovación Carismática Católica, desde entonces sentí deseos de dedicar mi vida totalmente para él porque sentía que sólo Él podía llenarme, pero no me imaginaba que me quería como religiosa.

3.- ¿Cómo ha influido su familia en su vocación?

De muchas formas. Desde mis abuelos paternos que, sin saberlo yo antes de entrar al Carmelo, siempre le pedían a Dios el don de una vocación sacerdotal o religiosa en su familia y que hoy ven concedido en una nieta. Mi abuelo de parte de mamá era muy devoto de la Virgen del Carmen, patrona de nuestra Orden. Pero más directamente, mis padres, que me llevaron a bautizar, al igual que a todos mis hermanos. Desde pequeños nos enseñaron a rezar y dar gracias a Dios y a nuestra mamá del Cielo la Virgen María; sobre todo con su ejemplo asistiendo a misa, recibiendo los sacramentos con frecuencia, con oración. Especialmente mamá fue mi amiga y consejera y junto con papá, mis acompañantes espirituales. Ellos me invitaron a los retiros espirituales, comenzando por el retiro básico. En todo esto el Señor iba haciendo su obra misericordiosa en mí.

4.- ¿Cómo es la vocación de las Hermanas Carmelitas Descalzas?
 
Estamos llamadas a vivir en continua oración, en momentos específicos y durante todo el día en medio de nuestros trabajos, procurando la unión con Cristo, imitando a la Virgen María. Toda nuestra vida, energía y nuestra consagración están orientadas a la salvación de las almas y a colaborar con la acción que la Iglesia realiza en obediencia al mandato de Cristo de evangelizar y extender el Reino de Dios. También estamos llamadas a vivir como hermanas, a semejanza del pequeño colegio de Cristo que tenía por centro el amor del Señor y por norma la caridad fraterna.

5.- ¿Qué hacen las hermanas en un día cotidiano? O sea ¿Cómo es un día en la vida de la hermana Esther?

Nuestra vida es muy sencilla, pero tratamos de vivirla intensamente con la ayuda del Espíritu Santo. Tenemos un horario en que están incluidas la participación en la celebración eucarística a diario, como fuente y cumbre de la vida de la Iglesia, santificamos las horas del día mediante el rezo del Oficio Divino o Liturgia de las Horas; con ello estamos representando particularmente a la Iglesia local y unidas a toda la Iglesia universal. Tenemos tiempo de hacer oración en comunidad pero cada una en silencio (dos horas al día, además de las devociones personales), tiempo de lectura espiritual, tiempo de trabajar, comer, recreación dos veces al día para habla y compartir como hermanas, también tiempo de descansar. En líneas generales esto lo hacemos cotidianamente pero lo más profundo, cada una lo vive en su interior con el Esposo Cristo.

6.- El Señor hace grandes cosas a través de la oración ¿por ejemplo? ¿Cuántos testimonios  reciben de gracias concedidas a través de la oración que ustedes realizan?

Según nuestra madre santa Teresa la oración es la puerta que él tiene para hacer mercedes y “cerrada ésta no, sé como las hará… porque no hay por dónde entrar” (V. 8,9). La principal obra que hace por medio de ella es su santificación. También muchísimas personas se acogen a nuestras oraciones con diversas necesidades; a todos los encomendamos frecuentemente pues siempre pedimos “por las personas que confían en nuestras oraciones” y el Señor les concede según su misericordia y según les conviene para su bien. Nos agradecen y atribuyen a nuestra intercesión los favores de Dios, pero a Él sólo sea la acción de gracias, la alabanza y el honor ya que es Él quien obra todo en todos.

 

7.- ¿Por qué recomendaría a otras muchachas que optaran por la vocación religiosa dentro de las Hermanas Carmelitas Descalzas?

Esta vocación es un don de Dios, una llamada que Él hace y a la cual uno es libre de responder o no, pero por iniciativa propia uno no puede estar aquí. En ese sentido, mi invitación a las jóvenes es a que busquen con sinceridad y sin miedo cuál es la voluntad de Dios en sus vidas, en qué estado quiere que le sirvan. No se queden con la duda de que pudo haber sido como consagradas pero por “miedo” no buscaron. Como carmelita descalza, yo me siento privilegiada pues ésta Orden está especialmente protegida por la Madre de Dios y tenemos unos santos fundadores que nos ofrecen una doctrina profunda y sublime pero accesible para que en nuestras vidas se realice lo mismo que se realizó en ellos: la Unión del alma con Dios, esto es, la santidad. Sería hermoso que a otras muchas jóvenes, Dios les regalara este don precioso. Decía una beata, carmelita descalza: “Digo mil locuras a mi amado Jesús para agradecerle ese destino tan bello que me ha señalado “No puedo ofrecerte – me ha dicho – una garantía más grande de amor. Esa vocación está reservada a las almas predilectas de mi Corazón” Beata Isabel de la Trinidad.
 
8.- ¿Es muy difícil eso?

Para quien no ha recibido este llamado es muy difícil o imposible, pero cuando Dios llama promete también todas las gracias necesarias para perseverar e ir progresando en la unión con Él, pero es muy importante e “indispensable” que quien recibió el don de la vocación sea fiel, que no se descuide espiritualmente, que dé lo mejor de sí a pesar de todo. Dios irá haciendo su obra poco a poco. Esto creo que vale también para las demás vocaciones, como el estado matrimonial y sacerdotal.

9.- ¿De cuántas cosas se privan?

Como  cualquier discípulo de Cristo hay que negarse para seguirlo. En nuestra vocación específica, entre otras cosas, el Señor nos pide principalmente la separación del mundo mediante la clausura, para que éste sea nuestro desierto donde nos hable al corazón (Os 2,16) y desde aquí escondidas nos ofrezcamos al Padre junto con su Hijo por el Espíritu Santo, para hacer fecunda la acción de la Iglesia, viviendo nuestro carisma.
 
10.- Es pura curiosidad pues sabiendo que son monjas de clausura, ¿realizan algún tipo de actividad hacia el exterior?, ¿evangelización?, ¿catequesis?, ¿atención a los enfermos? O algo similar.

Ya nuestra vida oculta  en silencio, soledad y oración es nuestro apostolado pues eso es lo que Dios pide de nosotras en favor de los que trabajan activamente por extender el Reino. No nos aislamos egoístamente, sino para dedicarnos más intensamente a orar y sacrificarnos por la salvación de las almas y la obra de Cristo mediante su Iglesia, de este modo abarcamos toadas las vocaciones permaneciendo “en el Corazón de la Iglesia” como decía santa Teresita, procurando alcanzar la caridad perfecta.

11.- ¿Algún consejo?, ¿recomendación?, ¿idea?, para quién sea.

Quiero aprovechar para dar a conocer un poco algo de lo que dicen nuestros santos del Carmelo y que sean ellos quienes tomen ahora la palabra y den su mensaje a quien quiera acogerlo:

Santa Teresa de Jesús: “Hagamos cuenta que dentro de nosotros está un palacio de grandísima riqueza, todo su edificio de oro y piedras preciosas… y que en este palacio está este gran Rey, que ha tenido por bien ser vuestro Padre; y que está en un trono de grandísimo precio, que es vuestro corazón… todo el punto está en que se lo demos por suyo con toda determinación… para que pueda quitar y poner como en cosa propia… y como Él no ha de forzar nuestra voluntad, toma lo que le damos, mas no se da a Sí del todo hasta que nos damos del todo”.
 
San Juan de la Cruz: “¿Qué aprovecha dar tú a Dios una cosa si él te pide otra? Considera lo que Dios querrá y hazlo, que por ahí satisfarás mejor tu corazón que con aquello a que tú te inclinas.”

12.- Aproveche hermana esta última pregunta para exponer libremente todo lo que usted quiera.

Agradezco, alabo y bendigo a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo por la vida, porque soy parte de su Iglesia, por la familia y la vocación que me dio y todo lo que ha hecho y desea hacer en mí y en todo el que le abre su corazón. Agradezco a usted hermano en Cristo Sr. Oscar Facal por darme la oportunidad de hablar de “lo grande que ha estado el Señor en mi vida”. Confíe que mis hermanas y yo rezaremos para que este apostolado que realiza a través de éstos medios de comunicación sea cada vez más fecundo y mueva muchos corazones a abrirse al amor que Dios les tiene. Dios bendiga y guarde siempre a su familia haciéndola una familia santa. Saludos de paz en Cristo a todos los hermanos de la parroquia donde crecí en Tía Juana, gracias por apoyarme con sus oraciones y cariño; y aprovecho para dar gracias también a los que me enviaron tarjetas, cartas y regalos para mi consagración en diciembre de 2004 y 2007. Siempre unidos en Cristo, bajo el manto de nuestra madre la virgen María.
Anuncios

3 comentarios

  1. Precioso, ojala oyeran muchos la llamada de Dios…
    Ellas han escogido la mejor parte, y no les será arre-batada. Y que no lo duden…es palabra de Dios.

  2. Esta mañana, mientras rezaba el Rosario ante el Sagrario de la capilla de la residencia de la tercera edad, he swntito que me miraban, no había nadie.
    De repente he sentido una corriente de Amor desde el Sagrari hasta mi.
    Tengo muchos problemas, me preocupa la SALUD DE UNA HERMANA CON ALZEIMER Y LA MÍA, Y LA SITUACIÓN ECONÓMICA.
    lO HE PUESTO TODO EN MANOS DE dIOS.

  3. lo mas precioso que has pasado en mi vida es visitar el sagrario , todo lo he conocido sola y ahora e descubierto por mi misma lo maravilloso que estar en la precencia de santisimo en el sacramento , lo alavo con todoa mi alma , y tengo testimonio que nadie se imagina lo grande que se has manifestado en mi. bendiciones mirna viguera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: