• Meta

  • MOVIMIENTOS DE APOSTOLADO

    Cursillo de Cristiandad

    M.C.C.

    DIVINA MISERICORDIA

    DIVINA MISERICORDA

    Cofradía el Virgen del Carmen

    Cofradía Virgen del Carmen

    Grupo de Oración Caminos del Señor (R.C.C.)

    Grupo de Oración Caminos del Señor (R.C.C.)

    Servidores e Hijas de María

    Servidores e Hijas de María

  • EVENTOS

    CONCIERTO DE EVANGELIZACION CON FRANKLIN CONIL SEPT/09

    CONCIERTO DE EVANGELIZACION CON FRANKLIN CONIL SEPT/09

    BINGO FAMILIAR 02 AGOSTO 2009

    BINGO FAMILIAR 02 AGOSTO 2009

    Memoria de la Conversión de San Agustín

    Memoria de la Conversión de San Agustín

    1era Convivencia Conyugal M.C.C.

    1era Convivencia Conyugal M.C.C.

    Curso Herramientas Básicas del Periodismo

    Curso Herramientas Básicas del Periodismo

Jorge Gutierrez (aspirante a seminarista OAR) “quiero vivir la experiencia de conocerme y conocer más a Dios en ese estilo de vida”

A Jorge lo conocemos todos en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes del municipìo Simón Bolivar estado Zulia Venezuela.

Mucho mas jóven que yo, fué mi maestro de catequésis de confirmación y de otros tantos. Miembro del equipo juvenil de Nuestra Señora de Lourdes y de la JAR (juventud agustino recoleta) y cantante dentro del coro parroquial, jovial alegre muy querido por sus amigos y allegados, en general muy bien visto, ha tomado la decisión de aspirar al seminario agustino recoleto tras un intenso trabajo del P. Polo pero sobre todo de nuestro Señor Jesucristo que es quien llama.

Se transforma así en un nuevo aspirante que nace dentro de nustra parroquia un jóven de los nuestros por quien tanto hemos rogado a Dios y por el cual con fe seguiremos rogando, por su realización y por que surgan mas obreros para su obra.

Aquí compartimos una pequeña entrevista al momento que se produce su despedida para viajar a Caracas e iniciar su itinerario.

 

1.-¿Cual es tu nombre completo y que edad tienes?
Jorge Luis Gutierrez Nava, y tengo 20 años de edad.

2.-¿Como está formada tu familia y que tal te la llevas con ellos?
Mi familia la conforman, mi abuela Maria, Mi mama Marycarmen, mis hermanos Luis Y Geraldine, mi Tía Mariana y mis primitas Maria José y Maria Valentina.

3.-¿Que estudiabas hasta ahora?
Cursaba el 6to semestre de Ingenieria Mecanica.

4.-¿Como te integraste a la Iglesia Católica?
Por la gracia de Dios toda mi familia es de  religión Católica, y desde pequeño fui bautizado. Aunque a lo largo de mi adolescencia fui muy desprendido de ella por motivos del mismo mundo que me rodeaba; que por tal razón ahora mismo en mi plena juventud sentí la necesidad de buscar mas los caminos de Dios.

5.-¿Te vas al seminario?
Si.

6.-¿Porqué? ¿Como surge ese llamado?
Por que quiero vivir la experiencia de conocerme y conocer más a Dios en ese estilo de vida. El llamado surge como una inquietud fuerte en medio del Santisimo Sacramento, y estoy seguro de que algo me tiene preparado el señor para ser feliz.

7.-¿Que esperas encontrar?
Respuestas; primeramente, a muchas preguntas que por la cual me vivo cuestionando en mi vida, y a demás encontrar mi vocación que ya desde el principio Dios me a permitido apuntar.

8.-¿Tienes miedo?
Jaja! ¿que si tengo miedo? Uff es mucho el miedo que tengo por esta nueva etapa de mi vida que empezaré, pero al mismo tiempo muy confiado en Dios que me llama para algo concreto. Y este mismo miedo fue quien me impulso a arriesgarme a la aventura.

9.-¿Como lo ha tomado tu familia y tus amigos?
Afortunadamente mi familia a respetado y aceptado mi desición; claro con mucha nostalgia porque no es facil para ellos el alejarnos; y bueno muchos de mis amigos alegres, conmovidos, y hasta asombrados con mi desición.

 

10.-¿Cual ha sido la parte mas dificil?
Tomar la desicion de irme al seminario.

11.-¿Cual será tu intinerario ahora? ¿Cuales son los pasos a seguir?
Todavia no estoy muy empapado de como será mi proceso dentro del seminario, estaré en el seminario de San Judas Tadeo en Caracas. Un tiempo de prueba, como un aspirante. Lo que si estoy muy seguro que estaré en constante oración y en estudios.

12.-¿Que te atrajo de los Agustinos Recoletos?
La vida dentro de los agustinos recoletos me atrevo a decir que es la ideal, por ser o intentar ser una vida llena de amor y amistad. Saber de que no estas sólo en esto, porque tienes a toda una familia agustiniana junto a tí, me fortaleze.

13.-¿Que esperas de tu hermanos en la fe? ¿de la parroquia?
La parroquia de Lourdes fue un trampolin exepcional. Espero bueno poder sentir su apoyo y sus oraciones para conmigo, y los que estan junto a mi dentro de este proceso.

14.-Algo que quieras comentar, agregar.
Solo las gracias. A todos los que me apoyaron y confiaron en mi amistad. Desde ya estaré rezando por la parroquia de Lourdes y especialmente por las JAR que sin duda alguna son parte de mi crecimiento espiritual. Y animo a todos los jovenes que se cuestionan y están sedientos del amor de Dios, y les aseguro que Dios no vale la pena … Vale la vida.

Noticias: Fundación San Ezequiel Moreno, una obra agustino-recoleta para los enfermos de cáncer y sus familias

Agustinosrecoletos.com

En el año 2009 la Fundación San Ezequiel Moreno cumple 33 años y tiene presencia en 35 localidades de Colombia. Esta obra cuenta con 662 voluntarios y atiende a 4.500 enfermos de cáncer y a sus familias con acompañamiento humano y espiritual. También presta apoyo económico a 2.000 afiliados gracias a la donación de 5.000 hombres y mujeres que, mes a mes, apoyan económicamente esta obra nacida por y para los enfermos de cáncer y sus familias.

El sacerdote agustino recoleto Sebastián López de Murga Sojo, motivado por la vida de Ezequiel Moreno y conmovido por la súplica de muchas personas que acudían a él para que intercediera por la sanación de su enfermedad o la de un familiar enfermo, el 15 de abril de 1976, Jueves Santo, ante Jesús Sacramentado es inspirado por Dios para fundar una obra en favor de los enfermos más pobres, especialmente de los que sufren el flagelo del cáncer. De esta forma nace la Fundación San Ezequiel Moreno. 

Para dar continuidad a la obra, asegurar su completo desarrollo, ser la depositaria de la mística, del espíritu y del carisma, el padre Sebastián fundó el 18 de enero de 1985 la congregación religiosa de Hermanas Agustinas Recoletas de los Enfermos (ARE) en una casa alquilada en el barrio la Soledad, en Bogotá, dedicadas totalmente al apostolado con los enfermos llevándoles consuelo, cariño, amistad, ayuda económica, pero primordialmente auxilio espiritual. 

Expansión

A principios del año de 1988, gracias a sus dotes de buen administrador, el padre Sebastián adquiere recursos especiales y compra unas casas en el barrio Muequetá (Bogotá), donde es trasladada la fundación el 14 de septiembre de ese año. Más tarde allí se construiría la sede nacional de la fundación y la casa que habitarían las hermanas ARE fundadas por él. 

El 11 de octubre de 1992, en Santo Domingo, con motivo de los 500 años de evangelización en América, el Papa Juan Pablo II canonizó a Ezequiel Moreno, obispo de Pasto, Colombia, y lo consideró como modelo de pastor. 

En diciembre de 1998 el sacerdote agustino recoleto William Muñoz es nombrado asistente auxiliar del padre Sebastián en la Fundación San Ezequiel Moreno. 

En la mañana del 3 de mayo de 1999 el padre Sebastián López de Murga deja esta tierra para entrar en el banquete del Señor. Sus restos fueron llevados al Desierto de la Candelaria, Ráquira (Boyacá), donde se encuentra el cementerio de la Orden de Agustinos Recoletos. 

Agustinas Recoletas de los Enfermos

Desde entonces la hermana Irma Pinzón Vélez, siguiendo el espíritu del fundador, toma las riendas de esta obra. En el año 2006 será la hermana Sofía López Acosta quien asuma la presidencia de la fundación a nivel nacional hasta que en 2008 es nombrado el actual presidente, Rafael Barragán, un laico comprometido con Dios y con esta obra. En este mismo año a partir de febrero fue nombrado asesor espiritual nacional el también agustino recoleto José Andrés Zambrano Rodríguez. 

Con el deseo de fortalecer la unidad se ha organizado por regionales, con el fin de que cada una se sienta acompañada y respaldada por las seccionales que le quedan cerca, y de brindar acompañamiento a los voluntarios y a los colaboradores de la obra. También se organizó el servicio de la seccional Bogotá por comités con las voluntarias, apoyadas por las Hermanas.

Noticias: Fallece Nicolás Shi, el último obispo agustino recoleto en China

Agustinosrecoletos.com

El 16 de septiembre falleció en Shangqiu (Henan, República Popular China) Nicolás Shi Jing Xian, a los 88 años de edad, por debilidad senil. Era el último de los obispos agustinos recoletos en China y también el último de los religiosos en vida que permanecían en la misión desde antes de la revolución comunista.

Nicolás Shi nació en 1921, tan sólo tres años antes de que la Orden de Agustinos Recoletos llegase a la Misión de Kweiteh (actual Shangqiu, en la provincia de Henan). Ingresó en el seminario menor de los Recoletos de su municipio natal, donde también hizo el noviciado y profesó como religioso el 16 de enero de 1940. Tras realizar los estudios de Filosofía y Teología, fue ordenado presbítero el 29 de julio de 1948.

Sigue leyendo

Noticias: Los agustinos recoletos vuelven a la patria de Dulcinea

Agustinorecoletos.com

El Toboso (Toledo, España) es la localidad natal de Dulcinea, musa e inspiración de don Quijote de la Mancha. En esta villa estuvieron presentes los agustinos recoletos durante más de dos siglos a cargo de la imagen de su patrona, la Virgen de los Remedios. El pasado 13 de agosto regresaban invitados a participar en el acto de bienvenida a la nueva imagen de la Virgen después de otros dos siglos de ausencia.

Hacía tiempo que el sacerdote José Benito, toboseño y amante de la Historia de esta Villa había entrado en contacto con la Orden para ver la posibilidad de que ésta participase en un sencillo homenaje de agradecimiento aprovechando la bendición de la nueva imagen de la patrona. El Toboso celebra su fiesta el 15 de Agosto y con motivo de la “llegada” de la nueva imagen al pueblo, la iglesia local ha declarado un año parroquial mariano en el que los agustinos recoletos, invitados por las autoridades eclesiásticas y civiles, han vuelto a la patria de Dulcinea dos siglos después convocados por la madre de los toboseños.

Sigue leyendo

Artículo: Mi madre Mónica, una CLAVE para el Centenario

oarecoletos.org

La historia, como la vida, es gris cuando no hay componente de ternura. Sin el destello de la ternura los ojos se ponen tristes, el rostro un tanto hosco, sale el mal humor enseguida…Por otro lado, uno no puede menos de añorar la auténtica ternura. Y es que Dios quiere que seamos felices.
 
En la vida de Mónica de Tagaste hay una lectura continuada de experiencia vital de ternura y que su hijo Agustín se encarga de manifestar: “porque cuidaba solícita mi madre de que tú, Dios mío, fueses para mí padre, más bien que aquél, en lo cual tú le ayudabas a triunfar de él, a quien, no obstante ser ella mejor, servía, porque en ello te servía a ti, que lo tienes así mandado” (Confesiones 1, 11. 17). Incluso, en la alabanza al Dios de la misericordia, Agustín sacará a relucir la experiencia de la ternura de Mónica: “entretanto, mi madre, fiel sierva tuya, me lloraba ante ti mucho más que las demás madres suelen llorar la muerte corporal de sus hijos, porque veía ella mi muerte con la fe y espíritu que había recibido de ti. Y tú la escuchaste, Señor” (ib. 3, 11, 19).
 
 Saber intuir en profundidad es la experiencia fascinante y llena de vitalidad no exenta de tensión que deja entrever una vida interior. En Agustín y en Mónica, distintas situaciones y tiempos, se unen el tiempo y la fe con características tan propias que se irán definiendo y desarrollándose: “pero el verdadero porqué de salir yo de aquí e irme allí sólo tú lo sabías, oh Dios, sin indicármelo a mí ni a mi madre, que lloró atrozmente mi partida y me siguió hasta el mar. Mas hube de engañarla, porque me retenía por fuerza… Así engañé a mi madre, y a tal madre, y me escapé” (ib 5, 8, 15). Agustín recordará en este momento como en su enfermedad, el talante espiritual de Mónica: “no sabía esto mi madre pero oraba por mí ausente, escuchándola tú, presente en todas partes allí donde ella estaba, y ejerciendo tu misericordia conmigo donde yo estaba”  (ib. 5, 9, 17).
 
La expresión “mi madre” tiene en Agustín, un significado de hijo agradecido pero a la vez capaz de llegar a toda la profundidad para definir la ternura maternal: “con todo, no permitiste que en tal estado muriese yo doblemente, y con cuya herida, de haber sido traspasado el corazón de mi madre, nunca hubiera sanado. Porque no puedo decir bastantemente el gran amor que me tenía y con cuánto mayor cuidado me paría en el espíritu que me había parido en la carne” (ib.). Esta frase es la síntesis hermosa de la ternura y proclamada precisamente ante Dios cuando Agustín se encuentra gravemente enfermo.
 
Posteriormente y, en un momento trascendental, hay un cambio en la forma: no es mi madre, es la madre. Y este dato tiene su particular importancia ya que casi es un plural: Agustín y Alipio se abrazan después de leer el texto de Pablo, y “después entramos a ver a la madre… que saltaba de alegría y cantaba victoria… porque veía que le habías concedido, respecto de mí, mucho más de lo que constantemente te pedía con gemidos lastimeros y llorosos”  (ib. 8, 12, 39). Es el gran momento, el día de la esperanza cumplida y que da paso a una nueva vida. Esa vida que en su momento tendrá el escenario vivo de la contemplación y donde madre e hijo “allí solos, conversábamos dulcísimamente… Pero tú sabes, Señor, que en aquel día, mientras hablábamos de estas cosas –y a medida que hablábamos nos parecía más vil este mundo con todos sus deleites-, díjome ella: <hijo, por lo que a mí me toca, nada me deleita más en esta vida. No sé ya qué hago en ella ni por qué estoy aquí, muerta a toda esperanza del siglo. Una sola cosa había por la que deseaba detenerme un poco es esta vida y era verte cristiano católico antes de morir. Superabundantemente, me ha concedido esto mi Dios, puesto que, despreciada la felicidad terrena, te veo siervo tuyo ¿qué hago, pues, aquí?  (ib. 9, 10, 28). Todo el texto es un canto a la ternura de Dios que es como el trasfondo único para este encuentro materno-filial en contemplación y entrañabilidad.
 
Un paso más: “y ahora, Señor, te lo confieso en estas líneas: léalas quienquiera e interprételas como quisiere; y si hallare pecado en haber llorado yo a mi madre la exigua parte de una hora, a mi madre muerta entonces a mis ojos, ella que había llorado tantos años para que yo viviese a los tuyos, no se ría; antes, si es mucha su caridad, llore por mis pecados delante de ti, Padre de todos los hermanos de tu Cristo” (ib. 9, 13, 34).
 
Para un Centenario, el recuerdo de Mónica, mi madre, es mirada agradecida, es un lenguaje que conlleva amor materno, piedad filial, necesidad de trasmitir fielmente el regalo recibido y que tiene esta letra de Ambrosio: “<vete en paz, mujer; ¡así Dios te dé vida!, que no es posible que perezca el hijo de tantas lágrimas>. Respuesta que ella recibió, según me recordaba muchas veces en sus coloquios conmigo, como venida del cielo” (ib. 3, 12, 21).

Santoral: Santa Mónica de Tagaste

Agustinosrecoletos.com

Mónica (Tagaste, actual Souk Ahras, Argelia, 331/332 – Ostia, Roma, 387), nació en una familia cristiana de buena condición social. Era todavía una adolescente cuando fue dada como esposa a Patricio, pequeño propietario y miembro del consejo municipal de Tagaste, que todavía no había recibido el bautismo. Ganó para Cristo a su marido y después consiguió la conversión de Agustín, «el hijo de tantas lágrimas». Con inmenso gozo asistió a su bautismo en la Pascua del año 387. Cuando regresaba a África con Agustín y sus amigos, murió en Ostia Tiberina, a las puertas de Roma, en el otoño del año 387, antes del 13 de noviembre. Tenía 55 años. Dos semanas antes madre e hijo habían experimentado el dulce éxtasis de Ostia, «en el cual en un supremo impulso del corazón llegaron a rozar la sabiduría hacedora de todas las cosas, dejando allí prendidas las primicias de nuestro espíritu» (Conf. 9, 10, 24). Sus restos mortales se veneran en la iglesia de san Agustín de Roma.

Después de establecer los agustinos, el 5 de mayo, la fiesta de la Conversión de san Agustín en 1341, no se tardó en hacer memoria de su madre Mónica en el día anterior, 4 de mayo, pues no se conoce el día de su muerte. Con este mismo criterio, el calendario romano de 1969 trasladó su memoria al 27 de agosto: así se subrayan los lazos que unen a madre e hijo.

Por su fortaleza de ánimo, el ardor de su fe, la firmeza de su esperanza, la agudeza de su inteligencia, la sensibilidad a las exigencias de la convivencia social y su asiduidad en la oración y en la meditación de las Sagradas Escrituras, Mónica encarna el ideal de la auténtica esposa y madre cristiana.

 

 

Articulo: “San Agustín nunca pensó en ser sacerdote”

agustinosrecoletos.com

El pasado 16 de marzo, Benedicto XVI invitaba a la celebración del Año Sacerdotal aprovechando el 150 aniversario de la muerte de san Juan María Vianney, “el cura de Ars”. Desde el 19 de junio de 2009 y hasta el 11 de junio de 2010, la Iglesia prestará una especial atención a la santificación de sus sacerdotes y a promover las vocaciones para el servicio de la comunidad cristiana. En este contexto, el director de la revista Avgvstinvs, Enrique A. Eguiarte, nos desvela algunas claves sobre la vida sacerdotal de san Agustín.

 

San Agustín nunca pensó en ser sacerdote. Después de recibir las aguas bautismales de manos de san Ambrosio en la vigilia pascual del año 387 (en Milán se seguía el calendario “alejandrino”, por lo tanto se celebró entre el 24 y 25 de abril: Vita 1), su único deseo era volver a su tierra natal para establecer ahí una comunidad de monjes, siguiendo los modelos de las comunidades que había conocido en la misma ciudad de Milán y posteriormente en Roma (mor. 1, 31, 67). Y este sueño se hizo realidad en el 388, cuando san Agustín –después de la muerte de su madre Mónica acaecida en el 387- pudo volver al norte de África y se estableció con un grupo de amigos en Tagaste en donde fundó un monasterio.

Sigue leyendo