• Meta

  • MOVIMIENTOS DE APOSTOLADO

    Cursillo de Cristiandad

    M.C.C.

    DIVINA MISERICORDIA

    DIVINA MISERICORDA

    Cofradía el Virgen del Carmen

    Cofradía Virgen del Carmen

    Grupo de Oración Caminos del Señor (R.C.C.)

    Grupo de Oración Caminos del Señor (R.C.C.)

    Servidores e Hijas de María

    Servidores e Hijas de María

  • EVENTOS

    CONCIERTO DE EVANGELIZACION CON FRANKLIN CONIL SEPT/09

    CONCIERTO DE EVANGELIZACION CON FRANKLIN CONIL SEPT/09

    BINGO FAMILIAR 02 AGOSTO 2009

    BINGO FAMILIAR 02 AGOSTO 2009

    Memoria de la Conversión de San Agustín

    Memoria de la Conversión de San Agustín

    1era Convivencia Conyugal M.C.C.

    1era Convivencia Conyugal M.C.C.

    Curso Herramientas Básicas del Periodismo

    Curso Herramientas Básicas del Periodismo

¿Que Hay después de la Muerte? respuestas para tí.

¿Qué Hay después de la Muerte? Respuestas para ti.

 

La pregunta trae consigo una ¿duda?…existen dos o tres formas de abordar la pregunta, desde la fe, desde  la duda, ó sin  fe.

 

Sin fe la respuesta es la mas absurda de todas por ser la mas ¿lógica y razonable?: Nada, la misma respuesta al sentido de la vida, la misma respuesta al origen y el final de las cosas NADA!! .

 

Desde la duda solo se trata de un replanteo de la pregunta : ¿Qué es lo que esperamos después de la muerte?.Seguramente las respuestas podrán ser diversas pero coincidentes en muchos aspectos, acaso ¿alguien aspira a lo malo? Para el otro si, para uno no.

 

Desde la fe, certeza.

 

Después de la muerte está la Vida, pero la Verdadera vida, Dios, Jesús que es  Camino Verdad y  “Vida”.

 

Para nosotros, lo que conocemos como vida en este valle de lágrimas es un tiempo y espacio transitorio, el tiempo donde tenemos la oportunidad de aceptar o no la gracia de Dios. Vencido este tiempo se produce el encuentro con Cristo nuestro Señor.

 

De tal forma que como afirma el catecismo de la iglesia el que “une su propia muerte a la de Jesús ve la muerte como una ida hacia Él y la entrada en la vida eterna”.

 

Este encuentro es inmediato, yo siempre obedezco a la razón de que para Dios y los que reinan con él no existe ni tiempo ni espacio, así que en el tiempo de ellos todo sucede en un instante, pero de cualquier forma, la palabra de Dios y la enseñanza de la Iglesia también subraya dos tiempos, el del Juicio final cuando Dios “Hace nuevas todas las cosas lo físico y lo espiritual”, y la retribución inmediata al alma.

 

En la antigüedad la persona muerta reposaba en el “Seno de Abraham” esta expresión se continua usando pero con una conciencia diferente y mayor.

 

Jesús que probó en carne propia la muerte del hombre descendió a ese lugar que en el credo mencionamos como “Infiernos”. La concepción judía que por justicia dividió a los difuntos en probos y reprobos  colocaba a los justos en el “Seno De Abraham” un sitio de reposo donde esperaban la primicia de Cristo su salvador para gozar de la visión beatífica; y a los injustos en la Gehenna o infierno definitivo los que nunca tendrían la esperanza de gozar de tales primicias.

 

Al Seno de Abraham descendió Cristo para cumplir con las profecías y anunciar incluso a los muertos las buena nuevas.

 

Jesús descendió  y les liberó de la falta de visión. Aquellos en espera de la santas primicias de Cristo no gozaban del reinado con este aún ni de estar en su presencia ni de verle cara a cara sin intermediaciones. Tras tan grandioso acontecimiento con el cual Cristo venció a la muerte (su resurrección) , todos los bienaventurados tras su retribución inmediata reinan y vivin con Cristo en el cielo, por esa razón con una nueva conciencia se entiende “Seno de Abraham” tras la muerte de Cristo como el cielo, “vivir en el cielo no es mas que vivir con Cristo y en él”.

 

Eso es lo que hay tras la muerte, vida en verdad, plenitud y abundancia. No podemos afirmar como es, pero si decir que “no hay mas llanto, ni gritos ni fatigas, ni mas muerte”, ni el pecado podrá afectarnos.

 

Ocupaciones (para mi que me gusta habalr de lo aburrido que sería) las hay pues cada justo que reina con  y en Cristo, con él y en él gobierna , su relación es directa con él y con nosotros.

 

He aquí la razón de nuestra fé, por ella misma también oramos por nuestros difuntos y también pedimos en una universal comunión de bienes espirituales que ellos también oren por nosotros y nos protejan. Si cada justo, fiel difunto no gozara desde un preciso instante de la presencia de Dios, vana sería la resurrección de Cristo en la plenitud de los tiempos, vano su descenso, interminable la  espera, el Seno de Abraham no es ya aquel sitio de adormecimiento porque hasta los muertos han oido la buena nueva, y han sido liberados de aquella oscuridad.

 

El mundo Viejo ha pasado.

 

Oh muerte ¿donde está tu victoria?…Tu gracia me basta Señor.

Ing. Oscár Facal.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: